ImagenCuentan que, más allá de los Montes de Hielo, más allá de la Ciudad de Cristal, habita la Emperatriz en un deslumbrante palacio…

De acuerdo, empecemos por el principio. El nombre de nuestra protagonista es Bipa y vive junto con su tribu en los Montes de Hielo. El párrafo escrito en cursiva es el comienzo de una leyenda muy conocida en todo el mundo. Sin embargo, Bipa nunca creyó ninguna de esas historias que los padres y madres cuentan a sus hijos antes de dormir. A Bipa nunca le interesó lo más mínimo lo que hubiese más allá de las Cuevas donde habita, y piensa que todo aquel que sea tan idiota de salir en busca de la Emperatriz acabará congelado antes de llegar a la ciudad más cercana. Bipa tiene un amigo, Aer, que es todo lo contrario de ella, siempre creyó en esas historias, y un día decidió salir en busca de la Emperatriz, al igual que hizo su padre hace mucho tiempo, cosa que ayudó a Bipa a reafirmar su teoría sobre la estupidez de aquellos que van en busca del Palacio, ya que el padre de Aer nuca volvió. Sin embargo, Bipa decide ir en busca de su amigo, arriesgando su propia vida en un mundo bañado por la luz de la estrella azul, persiguiendo algo que puede no ser más que una quimera. ¿Existe de veras el Reino Etéreo?¿Existe algo más allá de la seguridad de las Cuevas? ¿O, por el contrario no existe nada más que frío, muerte y oscuridad?