En español el complemento indirecto se introduce mediante la preposición a cuando el objeto indirecto es un sintagma nominal. Los complementos introducidos con para tiene un significado similar, pero se tiende a considerarlos distintos a un objeto indirecto porque no pueden ser sustituidos por un pronombre. Cuando el objeto indirecto es pronombre átono (me, te, se (lo), le…) no lleva preposición. El complemento indirecto también puede consistir en una forma pronominal tónica precedida de preposición (a mí, a ti, a él…).

Explicaremos más adelante el complemento de régimen