Etiquetas

00106539484375___P1_1000x1000La profesora de lengua, Soledad, está harta de que sus alumnos no se esfuercen en clase. Su desesperación ha llegado a tal límite, que les comunica una seria noticia: antes de acabar el día, asesinará a uno de ellos, si no consiguen detenerla antes. A los alumnos les va la vida en ello, así que no perderán un solo segundo. La búsqueda ha comenzado…

Ni nuestra profesora de Lengua quiere asesinarnos, ni nosotros vamos a ser asesinados (que nosotros sepamos); así que cualquier parecido con la realidad será pura coincidencia.

Tras leer la introducción de Sierra i Fabra, donde nos explica sus andaduras en cuanto al tema escolar empezando por lo mal que le caía el profesor de Matemáticas a lo mucho que le ayudó su profesora de Lengua, nos metemos en el libro.

El libro comienza con los resultados del último examen de Lengua del curso, el que decidirá si aprueban la asignatura o no. El tema: un libro que debían leer. Como de costumbre, nadie lo leyó, así que la gran mayoría suspendió ese examen. La profesora ya está harta, y escribe una carta a sus alumnos. Una carta en la que cuenta cómo asesinará a uno de ellos si no consiguen resolver una serie de enigmas lingüísticos y detenerla.

La historia en sí es de trama muy simple, de hecho, es un libro categorizado como infantil. Pero por leer que no quede, y el título me desconcertó tanto que lo comencé. Nada tengo que decir del estilo de escritura de Jordi Sierra i Fabra, el cual me encanta. Los enigmas son fáciles de seguir por el lector, y el libro te engancha de tal manera que necesitas saber las soluciones.

Próximamente, en El Rincón de Lengua, “El asesinato del profesor de Matemáticas”, por el mismo autor.

About these ads